11 beneficios del aceite esencial lavanda

Aceite esencial de Lavanda
El aceite esencial de lavanda es algo que todas deberíamos tener siempre a mano.
Es el aceite esencial por excelencia y uno de los pocos que se puede aplicar directamente en la piel, sin necesidad de diluirlo en otro producto.
Es uno de los aceites esenciales más utilizados en cosmética, así que seguro que habéis experimentado su poder relajante en algún producto (como el famoso Midnight de Kieh´s).

Estas son algunas de las maravillosas propiedades de este aceite:
1.- Ayuda a relajarse
Desde la antigüedad se utilizaba en baños e inhalaciones para relajarse e incluso para curar el insomnio.
Puedes aplicar una o dos gotas sobre la palma de la mano, calentarlo, inhalar y después aplicar lo que queda sobre la almohada.

2.- Alivia el dolor
La lavanda ayuda a reducir el dolor y la inflamación, lo que lo convierte en un perfecto aliado en caso de dolores musculares, o problemas de la piel.

3.- Antiinflamatorio natural
Al igual que el aceite de árbol de té y el de manzanilla, reducen los síntomas de las infecciones o contusiones que provoquen inflamación.

4.- Quemaduras
Aplicar 2 gotas de aceite esencial de lavanda ayuda a calmar y reducir las rojeces provocadas por una quemadura.

5.- Vientre hinchado
Aplicar dos gotas de este aceite en movimientos circulares sobre el estómago, ayuda a reducir la hinchazón.

6.- Picaduras
Este aceite puede ayudar a reducir el dolor y la inflamación de las picaduras de insectos.

7.- Fiebre
Las propiedades de la lavanda llegan hasta el sistema inmunológico que se refuerza inhalandolo y puede ayudar incluso a mejorar los síntomas de la fiebre.

8.- Aparato respiratorio
Este aceite es antiespasmódico con lo que puede ser de mucha utilidad en enfermedades de bronquios y garganta.

9.- Estrías
Aplicar aceite esencial de lavanda sobre las estrías, si han aparecido hace poco o son muy leves, puede ayudar a atenuarlas

10.- Manchas
Lo mismo ocurre con las manchas en la piel.
Aseguran que este aceite ayuda a reducirlas.

11.- Aftersun
Una de las aplicaciones más placenteras del aceite esencial de lavanda es la de aplicarlo después de la exposición solar. Funciona como un auténtico aftersun que relaja, calma y regenera la piel.

Sígueme en Google + : <a href="https://plus.google.com/106910086185177409307?rel=author">SusanaGarciaBlogger</a>