Portada Novias, Boda

Londres enloquece

2


La boda real inglesa está despertando pasiones en el Reino Unido.

Y es que, tal y como ocurrió con Diana, se unen el furor que causa cualquier boda real con las ganas de hacer dinero a costa de los novios…
Yo fui una de esas niñas que vivió la boda de Lady Di como un auténtico cuento de hadas.
Sí, sí… fue así, aunque ahora me avergüence reconocerlo.

En mi época Blancanieves y Cenicienta se llamaban así.
Aún Disney no había encontrado el filón de las “princesas disney” que viven las niñas de hoy en día, y que engloba en un mismo saco a cualquier personaje femenino…así que a nosotras nos tocó soñar con las princesas de verdad.

Londres se inundó de souvenirs de todo tipo que estamparon la cara de Carlos y Diana en tazas, boligragos, sellos y todo lo que os podáis imaginar.

Ahora le toca el turno al Príncipe Guillermo y a Kate Middleton (a partir de ahora llamada Catherine, pero que seguirá siendo Kate…).
Con la edad no me interesa tanto el tema “boda principesca” pero como beauty blogger me sorprende, me llama la atención y me horroriza la cantidad de souvenirs y productos cosméticos que se ponen a la venta estos días relacionados con la boda real inglesa.

Pasen y vean…

Sí, sí… habéis visto bien.
Por lo visto las uñas conmemorativas de la boda real son uno de los souvenirs más demandados en Westminster… para gritar ¿verdad?

No está confirmado pero Kim Weisswange asegura haber recibido el encargo de crear la fragancia oficial de la boda. Los perfumes llamados William y Catherine.

Todo un homenaje a los dos tortolitos en forma de esmalte de uñas.

The Royal Collection Pocketbacs para transformar tu baño en el de una princesa….
Lo mejor son los nombres de los distintos productos: Royal Pucker, Princess in Training y If the Tiara Fits.

Los gloss tienen los mismos nombres que los anteriores pero añaden un nuevo producto Kissed by a Prince.

¿Qué os parece?
¿Os horroriza tanto como a mi?

2 COMENTARIOS

  1. Si, tambien me he horrorizado, ya no saben lo que inventar para sacar dinero…pero si hay gente que lo compra pues normal que lo hagan.

  2. Y lo peor es que habrá quien coleccione todos esos productos y luego no los use, en plan “legado” para sus hijos y nietos ¡Puffff!

Deja un comentario: