Portada Hombres

El “Wonderbra” masculino

7


Reconozco que cuando supe de la existencia de este producto casi me muero de la risa… pero luego, recapacité y pensé que si existen multitud de trucos para elevar el pecho femenino, levantar glúteos, reducir cintura, etc… ¿Por qué motivo no iba a existir algo así?

El funkybod es la idea de dos emprendedores británicos. Uno de ellos, entrenador de boxeo, detectó que muchos hombres llegaban a su gimnasio porque necesitaban reforzar su autoestima consiguiendo unos músculos más marcados. Unos lo conseguían a través del ejercicio pero otros no así que pensaron en métodos alternativos.

Funkybod es una camiseta interior que incluye refuerzos (o rellenos) en los pectorales, los bíceps y la espalda. 

Se lleva debajo de otra camiseta (o camisa) y así se oculta el truco visual.

Funkybod Wonderbra Hombres Camiseta

 

Se vende a través de la página web que ellos mismos editan (no hace falta que lo juren…las fotos son terribles) y cuesta unas 30 libras.

Me ha parecido una idea divertida que aunque lleva tiempo a la venta, quería compartir con vosotros…

Pero como afirma uno de sus creadores, Ash Bhunnoo, el verdadero problemas está cuando uno tiene que quitarse la camisa…

 

7 COMENTARIOS

  1. Me parece algo más gracioso que otra cosa pero, realmente, juegan a lo mismo que nosotras con los sujetadores con relleno, ¿no? Y de la misma manera les pasa lo mismo: a la hora de la verdad, las curvas se quedan en la prenda!!!

  2. jajajajajajjajaja, Jolines ahora tambien te van a tongar con esto?? dicen algunas malas lenguas que algun que otro famoso se ponia un calcetin “para rellenar mejor el vaquero” jajajajaja ahora esto!

  3. Si para las mujeres hay trucos considero que también los hombres tienen derecho a ellos.

  4. me parece divertido, me imagino quitándose la camiseta al que la lleva y la sorpresa de ver lo que esconde debajo, jajaja

  5. Bueno, como idea no está mal, cada uno se pone lo que quiere, pero es cara, vamos a ver si pronto alguien las copia y ya está, no merece la pena pagar 30 libras (40 euros al cambio), por una prenda que realmente no cuesta más de diez euros.

Deja un comentario: