La bolsa o la vida

    0


    No está el panorama como para mencionar nada relacionado con índices bursátiles, y sin embargo hay una bolsa que se hace omnipresente en nuestras vidas a medida que se acerca el buen tiempo y la famosa operación bikini empieza a ser un recurrente tema de conversación: la bolsa del gimnasio.

    Y con los días soleados se alargan los días y comenzamos a hacer más planes, por lo que la bolsa del gimnasio deja de ser un mero medio de transporte de objetos del trabajo al gimnasio o del gimnasio a casa.
    Ahora es necesario llevar un buen neceser que nos permita estar monísimas cuando quedemos con amigos a tomar algo después del gimnasio.

    Pero ¿qué metemos en la bolsa del gimnasio?

    1.- Imprescindibles unas toallitas desmaquilladoras.
    Mi último descubirmiento y uno de los productos eco más vendido en Estados Unidos son las toallitas YES TO CUCUMBERS a la venta en Sephora.

    2.-Champú y acondicionador en formato mini.
    Mis favoritos son las tallas de viaje del champú de aminoácidos y el acondicionador con olor a coco de Kiehl´s.

    3.- Un mist o bruma corporal que refresque después de la ducha pero no engrase.

    4.- Crema coloreada para obtener buena cara y reponer el agua perdida en el ejercicio.
    Ya sabéis que mi favorita es DayWear de Estee lauder con SPF15 y color.

    5.- Un producto multi-tarea: el mejor el Ultraglow.
    Los polvos mágicos que te valen de maquillaje, colorete, sombra de ojos…

    6.- Una máscara de pestañas natural.
    Me gusta mucho la última de Arstor, con vitaminas para nutrir las pestañas pero que deja un aspecto muy natural.

    7.- Un peine, horquillas, gomas, …

    ¿alguna idea más?