Maquilla tus piernas

Uno de los productos cosméticos que más pánico da a una mujer es el autobronceador.

Yo creo que el miedo viene de que unos años atrás, la coloración era muy alta y, si no tenías experiencia o no lo aplicabas con cuidado, corrías el riesgo de teñir tu cara de un color naranja horroroso.

Afortunadamente, hoy en día la cosmética ha evolucionado a base de escuchar a las consumidoras y nos hemos ido casi al otro extremo: hoy casi todos los autobronceadores (sean o no progresivos) pecan de teñir la piel bastante poco.

Por un lado la moda ha cambiado (afortunadamente) y las pieles demasiado bronceadas no son ningún signo de belleza, todo lo contrario, y por otro, si alguien busca un color más intenso puede proceder a reaplicar el producto tantas veces como quiera y así, todos contentos.

Pero en los últimos años han parecido otro tipo de productos, ideales para las más miedosas, que son los tintes corporales.
Se trata de maquillaje que se aplica en las piernas por ejemplo, y que, lógicamente, no manchan (porque si no, estábamos apañadas…).
Después cuando lo quieras eliminar basta con una ducha y ¡voilá! desaparece por completo.

Este verano estoy probando varios de estos productos.

El primero y probablemente mi preferido es Summer Legs de Helen Rubinstein.
Deja un color precioso, un tono dorado muy natural y efectivamente no mancha y dura bastantes horas.

De todas formas, voy a ir probando más productos de este tipo a lo largo del verano, porque son un descubrimiento.

¿Qué os parece?
¿Conocéis este tipo de productos?

Sígueme en Google + : <a href="https://plus.google.com/106910086185177409307?rel=author">SusanaGarciaBlogger</a>