Cómo proteger tu pelo en verano

Salvo que tengas un pelo sano y de esos que podrían protagonizar un anuncio de champú, el verano suele ser un verdadero problema para cuidarlo.
El cloro de las piscinas, la sal, la arena, el sol, el calor, la humedad, el aire acondicionado… conozco a pocas mujeres que no se pasen todo el verano pendientes del aspecto de su pelo.

pelo-en-verano

Pero ¿qué podemos hacer para protegerlo?

La mejor opción es protegerlo con sombreros y evitar el sol, pero también tenemos que prestar atención a los productos porque no es oro todo lo que reluce.

Una de las cosas que puede empeorar la salud (y el aspecto de tu pelo) es lavarlo demasiado a menudo.
Por un lado es necesario lavarlo después de un día de playa o piscina, y el calor puede provocar que sudemos más y se ensucie también más, pero hay que tener cuidado.

Incluso dando por hecho que tras lavarlo lo dejas secar al aire y no sufre el daño de secadores, planchas, etc… el champú contiene químicos que pueden agredirlo aún más.
Deberemos optar por los champús más suaves y neutros y si es posible, naturales e incluso ecológicos.
Además procura aplicar poca cantidad y aclarar bien.

sara-carbonero

Las mascarillas pueden ser una buena opción (para mi, la mejor) pero recordad dejarla el tiempo suficiente en el pelo, o no servirá de nada.
Elegid las que tengan ingredientes como glicerina, manteca de karité o que contengan vitaminas.

En cuanto a los protectores espécificos para el sol, he leído en muchos sitios que los dermatólogos no confían demasiado en este tipo de productos, porque al final, estás aplicando ingredientes nocivos y eso daña tu pelo.
Sin embargo los aceites se presentan como la mejor opción para protegerlo, porque crean una barrera protectora. Eso sí, intentad utilizar aceites con extractos de plantas y lo más naturales posible.

Sígueme en Google + : <a href="https://plus.google.com/106910086185177409307?rel=author">SusanaGarciaBlogger</a>