La hemos visto sin photoshop, hemos conocido su primer perfume, la linea cosmética de su hija Lourdes, os he contado el tratamiento al que se somete para tener la piel en buen estado y hasta he criticado su «sonrisa metálica»… pero yo, estaba esperando esto en algún momento…

Madonna

La búsqueda incesante de estar en lo más alto (cuando ya está en las alturas), de llamar la atención (cuando no hay escándalo que no haya protagonizado) y la necesidad de innovar que tiene la Ciccone, y que es lo que más me gusta de ella, la lleva a no poder «estarse quieta», que diría mi madre…

Así que era cuestión de tiempo que después de asomarse  tímidamente al mundo de la belleza, Madonna lanzara su primera linea de tratamiento cosmético: MDNA Skin.

MADONNA MDNA SKIN

Con un envase futurista y que encaja perfectamente con el primer país que podrá probar esta linea, Japón, Madonna ofrece solo tres productos.

MADONNA MDNA SKIN

 

Veamos uno a uno:

* Terapia de Aceite de Arcilla y Máscara de Arcilla Chrome hecho con arcilla de Montecatini Terme una fuente de agua termal italiana.

MADONNA MDNA SKIN

* Rejuvinator Skin.  Se trata de limpiar impurezas y revitalizar la piel.

MADONNA MDNA SKIN

* Sérum – Dicen que se basa en un producto que crearon en exclusiva para ella cuando necesitaba un plus de luminosidad.

MADONNA MDNA SKIN

Y llega el momento de daros mi opinión (sin probarlos aún) de este lanzamiento. Y me encuentro en una contradicción, porque pese a que no me fio de celebrities para venderme un tratamiento antiedad (sí lo hago para una linea de maquillaje por ejemplo…), a mi Madonna me convence.

Creo que alguien tan perfeccionista como ella no se arriesgaría a lanza nada que no tuviera calidad y que estuviera respaldado por los mejores.

Habrá que esperar a probarla, pero me da muy, muy, muy buen feeling… aunque tengo que reconocer mi debilidad por la gente que sabe romper moldes como Madonna y, para que os voy a a engañar, me tiene ganada desde los tiempos de Buscando a Susan desesperadamente…

MADONNA MDNA SKIN

 

¿Qué pensáis?