Portada Sol Autobronceadores

Probando autobronceadores


Ya os he contado muchas veces que soy una fanática de los autobronceadores y que gracias a mi piel blanquita y los sabios consejos de mi madre que siempre me avisó de los peligros del sol, se han convertido en una de mis especialidades.

Como es uno de los productos por los que más me preguntáis voy a tratar de contaros mi experiencia real con cada uno de los que tenga ocasión de probar.

El primero que he probado es el autobronceador de Esteé Lauder de la gama Bronze Goddess.

Yo suelo aplicarlos por la noche porque tengo cierto miedo al olor que desprenden.
No sólo cuando los aplicas (en esto se ha avanzado mucho en los últimos años) sino también el olor que desprende al cabo de las horas y que a mi me horroriza.
Al probarlo por la noche, unas horas antes de acostarme, aunque tengo riesgo de manchar algo la ropa, me ducho por la mañana y no corro peligro de “olor a autobronceador”.

Bronze Goddess de Esteé Lauder me llamó la atención desde la primera aplicación.
Se trata de una especie de leche muy líquida lo que hace que se extienda sin problema, aunque me da la sensación de que se gasta antes… pero eso no es lo importante.

El olor una delicia. No tiene ningún olor a autobronceador sino un perfume muy ligerito a crema hidratante.

A la mañana siguiente efectivamente tenía cierto olor a “autobronceador” pero bastante ligero y la ropa no se había manchado en absoluto.
Después de la ducha (donde se retiran restos de crema no absorbidos por la piel), la piel tenía un ligero tono dorado y estaba bastante hidratada.
Si cometes algún error y no extiendes bien alguna parte no se nota apenas porque el tono de una aplicación es muy suave.

Yo apliqué un poquito en la cara interna del brazo para hacer la prueba y se notaba solo un poco.

Me parece un producto ideal para aplicar sin miedo aunque no seas muy experta, pues el tono con la primera aplicación no es muy intenso.
El olor es un punto a favor y el tono dorado que se obtiene es precioso (no tiende a naranja en absoluto).

Pertenece a la gama de solares Bronze Goddess de Esteé Lauder del que os hablaré en cuanto tenga ocasión de probarlos.

PRECIO: 31,50 euros

Seguiré probando autobronceadores para que, entre todas, podamos encontrar los mejores.

5 COMENTARIOS

  1. Hola guapa! A mi me pasa igual, lo que me echa para atras de los autobronceadores es el olor y ese color tan artificial que dejan todos.
    He probado los de comodines, y otro que no recuerdo el nombre que es natural, pero ninguno me gusta.
    ¿Me gustaría pobra el de Estee Lauder? Si, pero por el precio que tiene no creo que lo haga. Me parece carisimo.
    Un saludo y muy buena reivew!

  2. Hola:
    Efectivamente, el olor es espantoso. Muchas gracias, no se me había ocurrido algo tan obvio como ponérmelas de noche.
    Yo estoy usando una de Dove que no es propiamente autobronceadora, sino una crema hidratante con un poco de color, y no me deja demasiado mal. El año pasado probé la de deliplus y otra de Eva Rogado, pero la primera me dejaba muy artificial y la segunda olía demasiado mal.
    Estoy de acuerdo con Marisol, la de Estee Lauder es muy cara.

  3. Yo me compré el otro día en el corte inglés el de Eva.Rogado, y me encanta el color que deja, y la verdad que.de el olor no noté nada, me gusta porque deja la piel muy hidratada y con un tono muy natural!!!!!

Deja un comentario: