Esa horita de sueño...

El cambio de hora saca a la luz mi lado más indisciplinado.

Primero porque, como cada año, tengo la sensación de que me entero por casualidad esa misma noche de que se cambia la hora.

Segundo porque, aunque agradezco a quien tomó la acertada decisión de que el cambio se llevara a cabo un sábado para que tuviéramos un poquito más de tiempo para acostumbrarnos, lo que acabo haciendo es olvidarme de ello hasta el domingo por la noche.

Cambio de hora

No sé vosotras pero yo me paso el domingo con una especie de jet lag (por no decir atontamiento absoluto) y cada cuarto de hora pregunto “Pero…¿son las 2 o las 3?”, “¿Son las 7 o las 8?” “Entonces… ¿hoy anochece antes o amanece después?”… y todo esto en un ambiente de relojes desordenados en el que conviven las actualizaciones de Windows, Apple y Telefónica, con relojes que mantienen la hora antigua como el del coche, el del horno y ese reloj de la pared que cambiaré cuando encuentre una escalera a la que subirme.

Cómo superar el cambio de hora

Así que llegará el lunes y, como la mayoría de los viandantes que transitan por esta ciudad, mostraré al mundo mi cara de sueño, mis ojeras y los ojos llorosos que tratan de disimular un bostezo cada cinco minutos.

Pero esta vez tengo un as en la manga, o lo que es lo mismo una marca de productos que utilizo hace meses en esas ocasiones en las que una tiene que aparentar estar descansada y guapa.

Productos MATRISKIN

Creo que ya os he hablado alguna vez de Matriskin.
Es una marca que no invierte en marketing ni publicidad y que, al igual que Kiehl´s, sólo es conocida a través del boca a boca porque sus productos SÍ QUE FUNCIONAN.

Los productos que guardo junto a mi cama, para anocheceres tardíos y amaneceres difíciles son cuatro:

* SERÚM DMAE
No sé ni lo que significan estas siglas pero van a convivir conmigo durante años.
Este serum, aplicado en dosis mínimas, proporciona un “efecto buena cara” y deja una hidratación y un equilibrio en la piel fantástico.

* CREMA DMAE
Al igual que el resto de productos Matriskin, contienen principios activos muy altos y tratan de prevenir, curar y equilibrar.
En un principio fueron diseñados para utilizar en cabina pero que la pasión de sus fieles consumidoras ha obligado a que se distribuyan para aplicar en casa.

* VITAMINA C
¿Qué os voy a decir de la vitamina C que no os haya contado ya?
Que a mi piel le sienta de maravilla. Ayuda a prevenir y borrar arrugas pero además despierta la piel. Es como si la piel se bebiera un zumo de naranja para cargar las pilas a primera hora.

* COLAGENO
Mi vicio. No sé que voy a hacer cuando se me acabe.
Aplicando menos de la mitad de la pipeta, la piel se queda como si saliera de un tratamiento en cabina.
Creo que si me tuviera que llevar un solo producto a una isla desierta sería este… (bueno, este y el Facial Essence de SK-II…)

Así que, como además, se pueden combinar entre ellos, son una especie de botiquín de emergencia para pieles que necesitan un poco de ayuda.
También os advierto que, al ver que funcionan, crean muchísima adicción. No conozco a nadie que los haya probado y no los haya vuelto a comprar.

Matriskin significa para mi, esos productos que recomiendas a tu mejor amiga o hermana cuando busca algo eficaz y no le importa el precio sino la eficacia.

Deciros que Sara Carbonero, Eva Longoria, Galliano, Brad Pitt o Angelina se confiensan adictos creo que no vale de nada porque nunca sabremos si es verdad. Lo que sí os puedo asegurar es que yo los he probado y son realmente mágicos, os lo aseguro.

Y vosotras, ¿conocéis Matriskin? ¿Qué os parece?

Sígueme en Google + : <a href="https://plus.google.com/106910086185177409307?rel=author">SusanaGarciaBlogger</a>