Recién salida de la ducha

La casualidad ha querido que hoy me pueda permitir un día sin niños para, por un lado, adelantar trabajo y por otro, organizarme una jornada, no de spa casero, pero casi.

turbante toalla pelo

Y en estos días es cuando me doy cuenta de algunos de los objetos de belleza que utilizamos a diario, y que no son precisamente de los que más hablamos.

Uno de ellos es el turbante (o en su defecto toalla puesta a modo de turbante) para secar el pelo.

Hace tiempo que me dio por comprar compulsivamente estos turbantes para secar el exceso de humedad al salida de la ducha o la piscina. Alguien me dijo que el pelo se secaba más rápido y abusábamos menos del secador, lo que al final es una inversión para la salud del pelo. Y es verdad.

turbante pelo

Probé el de Mercadona, que es el más barato (no llega a 3 euros) y que es el peor de todos, aunque hay que reconocer que el color verde esmeralda me encanta.

Después decidí comprar algunos en Decathlon. Uno de los modelos “más premium” (el precio rondaba los 5 euros) seca el pelo super rápido aunque tiene como inconveniente que ocupa muchísmo espacio y que es de un color rosa horroroso.

Hoy me han regalado uno de QVS y (dentro de que todos los anteriores son aceptables también) me ha gustado más.

Por un lado porque ocupa menos espacio gracias a que tiene una forma más alargada. Por otro, porque el material seca mucho pero te deja menos frizz que los otros. Y el precio, pese a ser el más caro, tampoco es exagerado, 6,95 euros.

Y vosotras ¿cual habéis probado?

Sígueme en Google + : <a href="https://plus.google.com/106910086185177409307?rel=author">SusanaGarciaBlogger</a>