Querida yo a los 16 años

Cuando comencé a escribir este blog allá por 2009, la protección solar era un deber al que tampoco se le daba demasiada importancia.

Yo misma os conté lo difícil que resultaba conseguir un protector solar en pleno mes de febrero, a excepción de las barritas coloreadas que se utilizaban para esquiar.

Poco a poco, año tras año, el mundo de la cosmética ha ido tomando conciencia de que la protección solar es uno de los mejores y más efectivos tratamientos de belleza y las consumidoras hemos tomado nota, comprando protectores solares durante todo el año.

Sin embargo, aún son muchas las personas que, aunque conscientes de que hay que protegerse, presumen de hacer alguna pequeña locura o deciden no protegerse del sol, porque tampoco les afecta tanto.

Un año más me siento en la obligación de poner uno de los vídeos que os muestro cada año y que creo que todos deberíamos ver una vez en la vida.

Es un vídeo muy conocido, muy imitado y muy compartido.

Si conoces a alguien de tu entorno que crees que debería verlo porque aún no es plenamente consciente de los peligros del sol, compártelo: