Volver... y con 40 grados!

Pensaréis que he perdido la cabeza. Pensaréis que me he equivocado de fecha.

Y es que las temporadas en las que nos da  a todos por apuntarnos al gimnasio suelen ser septiembre (por aquello de empezar el curso con buen pie), los días antes de Navidad (para meternos en un vestido ajustado en Nochevieja), Año Nuevo (mes de los buenos propósitos por excelencia) y el comienzo de la operación bikini (en la que se trata de perder el peso que no se ha perdido antes y a ser posible, con urgencia).

ropa deporte nike mujer

Después de un año entero intentando encontrar el mejor momento, mis amigas y yo optamos por renunciar y buscar, en su lugar, huecos para caminar…

En mi caso, el problema han sido siempre los horarios.

Sí. Lo sé. Sé que hay que buscar un hueco en el día, que no es para tanto… lo sé.

Pero la realidad es que, como autónoma, mi vida no tiene los horarios habituales de otras personas, varían una barbaridad de un día a otro y la improvisación es una constante en mi vida. Y no hablemos del trabajo que nunca termina (como el de cualquier otro autónomo), y que siempre crees se puede hacer algo más… y no desconectas nunca.

Así que de repente he descubierto que el mes de julio, sin colegios, con un poquito más de ayuda en casa, y con horarios más normales, se presenta ante mi como el mejor para buscar ese hueco, para escaparme un ratín al gimnasio y empezar a cumplir unos de los propósitos del año (y del anterior, y del otro, jajajaja…).

Bromas a parte, no entra en mis planes volverme una adicta al fitness, ni empezar a subir post sobre deporte como una loca, solo se trata de cuidar un poco la salud… Nunca es tarde, ¿no creéis?

Sígueme en Google + : <a href="https://plus.google.com/106910086185177409307?rel=author">SusanaGarciaBlogger</a>